contenido BLOG

Como nuevos emprendedores, es posible que sintamos que nunca podremos equiparar el nivel de nuestros competidores más establecidos. Ahora bien, ¿cómo podemos comenzar a equiparar esta balanza? Es posible que no tengas la experiencia o los recursos de marketing de este tipo de compañías exitosas, pero definitivamente puedes lograr tener una voz e imagen de marca que sea autentica y que realmente llegue a tus clientes y compradores.

Encontrando la imagen de mi marca

La voz de la marca es la primera impresión de la empresa al interactuar con los clientes. Crear una voz de marca es un paso crucial en el desarrollo de relaciones duraderas con los clientes. En esta ocasión revisamos algunas recomendaciones para encontrar esa voz tan importante.

Estudiando al publico objetivo

El primer paso en cualquier estrategia de marketing es identificar y conocer el mercado objetivo al cual nos vamos a dirigir. Las empresas se comunican de manera diferente según su audiencia, por lo que es fundamental saber quien estará del otro lado o a quienes pretendemos apuntar con nuestra comunicacion. Es importante poder conocer la mayor cantidad de detalles posible: su ubicación demográfica, geográfica, cómo se comunican, su estilo de vida, intereses, etc.

Elegir un tono adecuado para su industria y mercado

Una voz de marca es una forma de conectarse con la audiencia, pero también debe alinearse con el tema del neggocio en cuestion. La audiencia puede dictar en parte la elección del tono y el mensaje en sí. Sin embargo, mucho depende de la imagen de la empresa. Las empresas involucradas en servicios formales generalmente se comunican con una voz firme y autorizada, mientras que otros rubros adoptan un tono más relajado y amistoso.

Una misión clara

Como empresa, el objetivo final es obtener ganancias. Pero esa no debería ser la misión. Entonces, ¿qué es una misión de marca? Una misión debe ser cómo se espera influir positivamente en el mundo o al menos en el mercado objetivo al presentar los productos o servicios. Esto se expresa en una declaración de misión. Debe ser precisa, bien definida y relacionada con lo que se vende.

¿Cuáles son los beneficios de mi empresa?

Se espera que cada nuevo competidor, especialmente en un nicho de mercado popular o que se encuentra algo saturado, traiga algo único a la mesa que lo haga destacar por sobre el resto. Ser competitivo significa ofrecer algo que nadie más ofrece.

A la hora de comunicar y establecer nuestra voz, es importante describir los beneficios clave o la característica única de la marca que debería hacer que los clientes la prefieran por encima de otros. Luego, diseñar una forma de representar esa singularidad con la voz de la marca, por ejemplo, con una broma o un eslogan pegadizo.